Revista Submarino de hojalata número 7

 

 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Revista número 7 pliegos

Revista número 7 páginas

Dos asaltos al mismo tiempo

—Se lo voy a repetir, créame, entienda que no tengo motivos para mentirle. Si alguien tiene preguntas aquí, soy yo. —Le dije al comandante, quien asintió con la cabeza y me hizo una señal para que continuara narrándole mi versión de los hechos.

—Bien, cada jueves, saliendo del trabajo voy al cajero automático que esta afuera del banco sureño, en la avenida de los héroes. Retiro algo de efectivo para entregárselo a mi madre al siguiente día. Pero hoy, pasó algo que por estadística tenía que pasar, me asaltaron. Un hombre, así mismo como yo, me vio en una calle oscura y solitaria y me convirtió en su blanco. Ya conozco el protocolo, primero me encañona en la cabeza, le entrego mi dinero, y con su voz, generalmente con acento capitalino, me indica que corra como loco sin detenerme y sin mirar atrás, lo cual hice durante solo un par de calles. Luego aligeré el ritmo para retomar aliento, no quería detenerme, pero caí en una alcantarilla que parecía infinita, grité y perdí el aire de mis pulmones una y otra vez, y no terminaba de llegar al fondo de ese abismo que estaba en la mitad de la acera. De pronto, vi luces de colores en las lejanías de aquel túnel en caída, había azules y verdes, rojos y morados de neón en las paredes que se acercaban y se alejaban de mi cuerpo. No sé durante cuanto tiempo caí, solo sé que terminé cediendo a la fatiga, hasta que desperté aquí con mis manos atadas a mi espalda, rodeado de cocodrilos con pestañas de colores, con caras aplanadas, plumas como la de los pavorreales en los antebrazos, caminando erguidos y uniformados como policías humanas, acusándome de haber cometido un asalto a mano armada. ¿Qué no entienden que la víctima aquí soy yo?

—¡Claro, claro! Señor —Me respondió el oficial con el sombrero de punta, mientras hacia una mueca de desesperanza y decepción. Se tocaba las sienes con las garras de sus dedos índices, tomo aire y le grito a un par de oficiales de menor rango que estaban a mis costados. —¡Llévense a este loco a la celda! Allá que le cuente sus absurdas historias a la cama de piedra, a mí no me va a ver la cara de tonto.

Los dos reptiloides me condujeron por un pasillo húmedo y oscuro hasta una celda de piedra, en un lugar parecido a una selva subterránea. Mi mente estaba llena de cuestiones y mi cuerpo quería explotar al sentir todas las emociones al mismo tiempo, me preocupe por mi madre, me cuestionaba por la existencia de ese lugar tan surreal, de esas criaturas tan parecidas a los humanos. Caminaba en círculos dentro de la celda, hasta que vi una charca de agua en el suelo afuera de mi celda, me acerqué hasta quedar encima de ella. Mi reflejo en el agua me hizo dar un brinco hacia atrás, yo era igual un cara de cocodrilo, mire mis manos y estaban verdes y escamosas, y mi cola… “¿Por qué chingados tengo una cola?”

Tribulaciones de un amor distraído

De reojo buscaba

sin ladear la cabeza

para encontrar tu mirada

y quebrar tu indiferencia.

Malgasté días,

esperé noches

soñando que me amabas

avivando mis ilusiones.

Ahora, vuelves a mi vida

y rompes mi amnesia

para demostrar

que no fue nada,

que no mereció la pena.

 

Texto a partir de una idea de #RetoAdagio de @MaruBV13

Blog de la autora: ellaboratoriodelaneofita.home.blog

Máscaras (Poesía,DraJ)

¿Conoces mis máscaras,
las has tocado?
¿Sabes cuánto duelen
cuando se encajan en las cicatrices de mi piel?
¿Sabes cuánto arden cuando succionan mis poros,
cuando no quieren quedarse en el ayer?
¿Cuando me toman por sorpresa,
aún cuando no las quiero ver?
¿Cuando no las quiero usar?
¿Cuando las lanzo al hoyo de la realidad
y gritando les digo
que no las quiero tener?
¿Y sabes cómo es verlas de nuevo
a lo lejos,
saber que las necesito,
porque forman parte de mi vida?
¿Quemar las cuentas del rosario,
que por momentos las suplanta
y volver a ponerlas sobre mis lágrimas?
¿Sabes lo que es sentir que duelen
tanto como las quieres?
¿Acaso sabes lo que es querer?

Visita el blog de DraJ

Uno más (Microrrelato, DraJ)

Cuando despertó el conejo, deseó no haber salido jamás de aquel libro; fue la madriguera perfecta que le vendó los ojos ante la crueldad de la humanidad. Ahora nada podía hacer, solo quedarse convertido en un grafiti más, al que luego algunos desalmados le lanzarían botellas llenas de fuego.

Visita el blog de DraJ

El camino más rápido*

Alex odiaba cruzar por el cementerio por las noches—aunque era el camino más rápido a su casa—pero aquella noche era demasiado su cansancio y ansiaba dormir, así es que al llegar a la puerta, no lo dudó y entró al camposanto…

  1. Escribe un #cuento de terror o suspenso (500-700 palabras) que empiece con la intro de la imagen. 
  2. Publícalo en tu blog o Twitter.
  3. Comparte en Twitter (respondiendo a este tweet para no perderlo) usando #MismoInicioDiferenteFinal antes del 9 de noviembre. 
  4. Elegiremos algunas historias para ser publicadas en la revista #SubmarinoDeHojalata del mes de noviembre. 
  1. Alex se topa con una simpática niña al cruzar el cementerio por la noche por @SOY_ABEL73.
  2. Alex es un forastero en aquel camposanto por @ObservaParaiso
  3. Alex se topa con una hermosa y misteriosa mujer en medio del cementerio en la Noche de Muertos por @lixysol
  4. Alex se topa con un extraño aquelarre que prepara un conjuro en medio del cementerio por @NMarmor
  5. Alex entra al camposanto en un #microcuento por @jimnez_silvia
  6. Alex aprende una lección muy importante en medio del cementerio por @GraceBorrello
  7. Alex conoce a una persona muy importante de su pasado por @Fenix63775416
  8. Alex aprende el camino más rápido no es siempre el más seguro por @V_de_Virtual
  9. Alex se topa con un extraño anciano al cruzar por el cementerio por @Yany06152834
  10. El terror se apodera de Alex al cruzar el cementerio por @Ikormar.
  11. Alex se encuentra con una conocida en su camino a casa por @crisis_perpetua.
  12. Alex se encuentra con una tumba con una curiosa inscripción por @mskuuld.
  13. Alex se encuentra con algo inesperado en este #microcuento por @autoestropista.
  14. Alex sufre un trauma después de tomar “El camino más rápido”, lo que nos lleva a un final inesperado por @DraJ2003.
  15. Alex se topa con un viejo amigo al cruzar el cementerio por @jm_vanjav.
  16. Alex se encuentra con su pasado y su futuro al cruzar el camposanto por @MarippossaAzul.
  17. Alex pasa por una serie de pruebas por @AliciaAdam16.
  18. Alex sufre por ser considerada otra hermosa rubia tonta por @MaruBV13.

*#MismoInicioDiferenteFinal 3

 

UNA CARTA (PROSA POÉTICA @IKORMAR)

¿Sabes?
Estoy aquí varado. Parado. Esperando algo. No sé muy bien el qué. Pero aquí me hallo. Esperando, eso sí lo sé. Es lo único que tengo seguro, que me encuentro esperando.
¿Una nueva vida? ¿Tu regreso a esta orilla de dónde te marchaste?
No sé si alguna vez te llegarán estas palabras. Las lanzo al agua, al igual que las ilusiones. Esa que se marcharon tras de ti.
Lanzo estas palabras a las corrientes que bañan está playa donde sigo, donde seguiré esperando tu regreso.
No sé donde acabarán, si en tus manos, en la panza de algún animal, en otra playa en la que haya otra persona, que al igual que yo, espera tu regreso.
Y pasan los años y mi pelo se blanquea, mis fuerzas flaquean, mi cara se cubre de arrugas. Las olas ya no me arrullan con voces de esperanza. Ya no.
Ahora gritan que me vaya. Que busque un nuevo mañana en el hoy, que tu no vas a regresar.
Pero no la quiero escuchar. Sé que vendrás. Me lo prometiste y no quiero creer que está sea otra promesa que no vas a cumplir.
Lanzo estas palabras al mar. Un beso. Un sueño, una ilusión.

Visita su blog: elrinconolvidado.home.blog

21. La esencia de la vida

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

21.La esencia de la vida (pdf.descarga gratuita)

Visita el blog de DraJ

16. Él la hizo renacer

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

16. Él la hizo renacer (pdf, descarga gratuita)

Visita el blog de DraJ