¿Harías eso por mí?

―Deberíamos casarnos, ¿no crees? ―indicó Adelina mientras terminaba de abrocharse la blusa.

―¿Por? ―preguntó Tomás, mientras se la desabrochaba de nuevo.

―Es una tontería… Sentiría que eres más mío. Algo que no se puede romper. ¿Comprendes lo que quiero decir?

―Por supuesto. Precisamente, que se pueda romper en cualquier momento hace que me esfuerce cada día en hacerte feliz. Llevamos más de diez años juntos…

―No te preocupes, si es por eso, cuando nos casemos dejaré la maleta hecha dentro del armario.

―¿Harías eso por mí?

Imagen destacada. Pexels

6 Comentarios

  1. Unas letras realidad en el mundo tan difícil de convivencia con el amor… No hacen falta contratos sino un buen trato, echar todos los días leña al fuego, pero no cualquiera, tiene que ser madera de cariño, comprensión, esa madera que crea un eterno tizón… Pero son tiempos de maleta en mano, cuando el amor se olvida del otro y se enquista en su ego humano…
    Gracias por tu relato Alicia, que Cupido te lauree en tu interior.

    Le gusta a 2 personas

  2. Dentro de este relato con toque humorístico reside una gran reflexión: no hay nada seguro, debemos adaptarnos a los nuevos tiempos y aceptar los cambios como algo natural.

    Tú nunca escribes así porque sí, Alicia. Siempre escondes un mensaje.

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s