¿Quién soy yo?… Curriculum Vitae de un pobre gorrión (Santiago Cerro/Invitado de la semana)

¿Quién soy yo? Eso quisiera saber, pero es tan difícil cuando se viene a la vida sin manual de instrucciones.

Me han pedido algo, que le queda grande a un pobre: el Curriculum Vitae. Me he asustado con tales apellidos de gran nobleza. Yo, señores, no tengo esos apellidos, tengo mucho camino recorrido, luchas, batallas, de hecho, mi guerra sigue, también pasé por inmensos trabajos y variopintas experiencias.

Nací, después de los dolores (de mi madre, se entiende) como bien decía el gran Chiquito de la Calzada. Era ya de noche, un caluroso 3 de agosto del pasado siglo. Allí, en una casa, como se paría antes, con un par de… parteras, allí apareció este tío con el regalo de una vida por delante. Sí, cierto es que me regalaron la vida, pero nadie dijo que fuese gratis…

Mis primeros recuerdos, son de cuando tenía tres años. Vivíamos en una huerta alejada del pueblo. Recuerdo una jabelgada casilla de adobes, en el interior, un par de banquetas de olivo, una pequeña mesa que realizaba labores de cocina y comedor, un plato grande esmaltado y una hortera de madera. Sólo había un plato porque antes, todos comían del mismo, era lo que se llamaba el comer de cuchará y pie pá tras… En el suelo había un lecho formado por unas pajas con las mantas muleras de la época, eso era nuestro colchón. Tenía la casilla una chimenea, y colgado en la pared, con un clavo de la herrería, un candil de aceite con una mecha de algodón.

Cuando llegaba el ocaso, el candilito le decía al sol: Tranquilo maestro, se hará lo que se pueda…

Tampoco puedo olvidar la noria, con un largo palo al que estaba enganchada la mula. Una mula ciega, siempre ciega de dar vueltas enganchada a ese tradicional mecanismo de la noria. La pobre lucía unas anteojeras que la obligaban a mirar al frente, un frente que nunca acababa, un frente aburrido, monótono, siempre el mismo. Las anteojeras ese político utensilio que no dejaba al pobre animal mirar a los lados, porque de esa forma no podía ver el verde huerta, el verde esperanza, el verde libertad… Pasaba las horas muertas, dando vueltas para mover la rueda de la noria y los canjilones subían milagrosamente con el agua de la vida. A mí, eso me asombraba… ¿cómo podía venir el agua de la profunda oscuridad de un pozo? Yo creía que el agua venía de las nubes, de esos días de lluvia, de ese olor tan especial a tierra mojada, esos días que pasábamos echando troncos a la lumbre en compañía de dos perros. Los perros, esos buenos amigos que nunca he olvidado, un galgo y un mestizo muy parecido a mi actual Paco….

La vida evoluciona, y esos jóvenes deciden PROGRESAR. Sí, a pesar de no saber más que firmar malamente, se marchan a la capital, donde por lo visto, ataban a los perros con longaniza. Mi padre siempre envidiaba a esos desertores del terrón que volvían de visita al pueblo, les contaban las mil y una farsas y ellos babeantes les llamaban con gran orgullo: EL MADRILEÑO.

Y bueno, maleta de cartón duro, caja de galletas María de las de antes (de esas que le pedías al tendero, mitad de cuarto y apúnteselo a mi madre) todo el equipaje, atado por supuesto, con un hiscal. Para los que ahora os suene raro ese utensilio, el hiscal era la cinta americana del buen labriego.

Tomas en el pueblo el autobús, bueno perdón, en esos tiempos lo llamaban el Correo y después de horas, llegamos al Madrid de los 60. Nos vemos los tres en Vallecas, un barrio humilde y obrero de Madrid. Mucho dinero no traían mis padres, puesto que vivíamos en una habitación del piso de un policía soltero, que a cambio de que mi madre le hiciera las labores del hogar nos prestaba el dormitorio.

Mi padre encontró trabajo de limpia cristales. Estos eran unos jóvenes que iban todo el día por las castizas calles de mi añorado Madrid, provistos de una delgada escalera de madera al hombro. No sé por qué, la primera vez que le vi, me recordó a Jesús en la Pasión. ¿Sería por lo barato que pagaban su sacrificio? No lo sé, era yo tan niño…

Mi formación académica la realice en un colegio de los llamados en la época NACIONALES. Todas las mañanas en hileras, a la forma militar, cantábamos el Cara al Sol y el mes de mayo, las flores a María… que madre nuestra es… Después entrabamos al aula a aprender Formación del Espíritu Nacional, porque de cultura, la verdad muy poco, por no decir nada. Cosas de Paco que para lo suyo, era muy suyo y para lo nuestro ya pensaba él y sus acólitos en conducir al rebaño… Cosas de Paco… Así me fue…

Y bueno, mi camino continuó, para ser un pobre ya he rellanado mucho Curriculum. Si me permiten, me quedaré con la VITAE para en otro momento agrandar esa palabra tan grandilocuente, CURRICULUM. Quiero dar GRACIAS a la vida por el regalo y a ustedes por la paciencia de leer a este humilde gorrión de las ondas, Santiago Cerro…

Autor: Santiago Cerro García.

Twitter: SantiagoCerro4

Facebook: Facebook.com/santiago.cerrogarcia

Blog: montandoalavida.blogspot.comInstagram: cerro470

10 Comments on “¿Quién soy yo?… Curriculum Vitae de un pobre gorrión (Santiago Cerro/Invitado de la semana)

  1. Muchas gracias Santiago, por este fantástico «Currículum Vitae*. Me emociona leerlo y por muchas razones. Un abrazo enorme y yo espero de corazón que sigas adjuntando archivos mil años más a éste currículum tan especial.😊🤗😘😘😘

    Le gusta a 3 personas

    • Muchas gracias Rebeca por invitarme y por el bonito comentario. Mientras amanece adjuntaremos mil y un archivo, muchas historias, grandes e iluminadas sonrisas… No soy escritor, ni poeta, si lo fuese mis palabras cambiarían tantas cosas en este injusto mundo. Sólo intento regalar lo que me ha hecho sentir lo bueno, el arte, la literatura, mi adorada poesía, esas melodías que tan bellos recuerdos nos dejan… Emoción, necesitamos emocionarnos y sobre todo amar, vivir amando…. Muchas gracias por tus palabras y todos los componentes de la revista por su atención. En las letras nos seguiremos sintiendo….

      Le gusta a 4 personas

    • Así es la vida Alicia. Siempre trato de hacer lo mismo, que la gente sienta rico, es una forma de vivir más vidas dentro de esta tan limitada que tenemos y a la vez aprender. En los programas que hago llevo muchas biografías por lo mismo y a la vez para resucitar a esas personas que nos dejaron estos presentes en su testamento de lucha en tiempos difíciles… Un abrazo reina

      Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Una escritora republicana. ¿Qué es un Curriculum para un pobre como yo?… Eso, simplemente vida, experiencias, no tengo que demostrar nada a nadie, ni dar falsos títulos y másteres del universo que pueden decir algo de supuestos estudios o niveles. ¿Pero esas personas son en realidad así, es lo que necesita la sociedad, personas sin sentimientos, frialdad burocrática? No son de los míos, el qué me busque con ese pequeño incorrecto curriculum me encuentra. Estoy muy contento de ser un don nadie visto lo que veo de los triunfadores de la sociedad: comisionistas, políticos, banqueros, reyes, jueces…

      Le gusta a 1 persona

    • ¿Qué es un Currículum Vitae de un gorrión como yo? Es tan simple, sencillo y tan grande como esto, mi humilde vida… Si mis pocas y sinceras palabras, llegan e interesan, este cruce de caminos puede ser muy bello… Muchas gracias unaescritoraautopublicamas,

      Le gusta a 1 persona

  2. Un currículum, aunque más vitae,… ese empezar es maravilloso. El relato me hace regresar a anécdotas vividas de mis padres y hermanos mayores, me has hecho entrar en mis recuerdos y extraerlos hacia mi presente. Muchas gracias.

    Le gusta a 1 persona

    • mjvicent. Muchas gracias por tu comentario. Mi problema es que además de pobre soy bastante libre e incorrecto con lo establecido en estos tiempos, el dejarte tirado en la cuneta te hace espabilar y luchar contra gigantes sin miedo. No creo en los Curriculum visto lo que veo, esos falsos papeles, otros que han tenido la suerte de pagarlos por el lugar que les dejó la cigüeña, etc. Por supuesto que también hay gente que se los ha trabajado y luchado, pero suelen perderlos y equivocarlos entre los falsos, los meten todos al mismo bombo, una pena porque merecen mi admiración y respeto, pero esta falsa sociedad de las apariencias y lo políticamente correcto… Me alegro que mi relato te haya hecho viajar a las nubes de la fantasía real. En el presente estos recuerdos hacen mucho bien, porque ves el gran camino recorrido… Presente, siempre vida, siempre vida presente. Un abrazo.

      Le gusta a 1 persona

  3. Gracias mjvicent, soy más de Vitae que de Curriculum, no me gustan las paredes repletas de diplomas, para mí, al que le guste que no deje de rellenar los huecos, si es feliz debe de seguir con ello, siempre que lo disfrute de verdad. Mi Curriculum lo comparo con el amor a la música de un músico que vive de ello. Ahora está en la Más de la Más Sinfónica, interpreta a los grandes compositores con toda su alma. Pero un buen día tiene que abandonarla por x motivos. Encuentra una banda, le cambian la partitura. Otro golpe de viento y la partitura se vuela, ya estaba tocando en la calle… Se quedó sin partitura y también le robaron la flauta, pero él sonríe al paso de un alegre niño y toca rítmicamente las palmas… Sin partitura ni instrumento, sonrío a la vida, no necesito nada de eso, sigo amando y difundiendo música, poesía, amor y vida…

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: