Pasos (Pilar Alvarellos Lema)

 Cuando aquella mañana, el despertador que descansaba sobre su mesilla de noche sonó, se levantó como cada día, para ir a trabajar. El camino al trabajo siempre lo hacía a pie, apenas distaba unos veinte minutos de su casa. Al ser tan temprano, sólo se cruzaba con dos o tres personas por la calle, siempre las mismas, somnolientas y apretando el paso para no llegar tarde.

Llevaba poco menos de la mitad del camino recorrido cuando se percató de que no estaba solo, alguien caminaba tras él, muy cerca, demasiado para su gusto. Por su manera de andar y por el ruido que hacían aquellos pasos, dedujo que se trataba de un hombre. En un principio no le dio mayor importancia y siguió su camino. El sonido de aquellos pasos lo acompañaron hasta llegar a un cruce. Se paró esperando que el semáforo cambiara de color. La incertidumbre lo estaba matando. Se moría por saber quién caminaba tras él. Su imaginación había echado a volar, mostrándole un abanico inmenso de posibles identidades, cada cual más aterradora, de aquel individuo. Incluso se vio en las noticias de la noche como la última víctima de un asesino serial.  Con cierto disimulo, giró la cabeza para ver de quien se trataba. Pero se llevó una gran sorpresa al comprobar que tras él no había nadie. Estaba solo en la calle. Cuando la luz del semáforo se puso verde, el hombre cruzó. Al llegar al otro lado algo había cambiado en él. Era su semblante. Estaba pálido como la cera. En él se veía reflejado el pánico que lo invadía. Estuvo un rato parado en la acera tratando de aclarar sus pensamientos. Aquella situación en la que se veía inmerso, no le gustaba. Le causaban angustia y mucho miedo. Aquellos pasos eran reales. Los había escuchado claramente. No estaba loco. No se imaginaba cosas. Los había oído. Estaba seguro. Entonces… ¿cómo podía explicar que no hubiera nadie caminando tras él?, es más, ¿cómo podía explicar que no hubiera nadie en toda la calle? Aquel pensamiento, aquella pregunta sin una aparente respuesta, que se repetía en su cabeza una y otra vez, no hacía más que incrementar el miedo que sentía. Un golpe de aire, salido de la nada, hizo que sus cabellos se alborotaran y movieran su abrigo, cesando tan rápido como había comenzado.

Siguió caminando intentando mantener la compostura. Sus pasos se hicieron más rápidos y algo torpes, provocados por el nerviosismo que le embargaba. Su corazón latía desbocado en su pecho, provocándole un dolor intenso. Los apenas diez minutos que distaban de su trabajo los hizo casi corriendo. No dejaba de escuchar aquellos malditos pasos a sus espaldas cada vez más y más cerca.

Su mente intentando aferrarse con fuerza a su lado racional buscaba explicaciones coherentes para aquello.

Se paró en seco. Su respiración era entrecortada. Estaba sudando. Gotas de sudor resbalaban por su frente. Las limpió con el dorso de la mano en un acto reflejo. Respiró hondo e hizo acopio de todo el valor que pudo reunir y se dio la vuelta, otra vez.

No había nadie. La calle estaba vacía.

Echó a correr como alma que lleva el diablo, los apenas cinco minutos que distaban de la fábrica. Cuando llegó a la puerta metálica que separaba la calle del edificio la abrió de un tirón, entró y la cerró rápidamente tras de sí. Se apoyó en ella para tomar aliento. Pero antes de que se cerrara completamente, se coló un soplo de aire, envolviéndolo con su gélido manto. Un escalofrío recorrió todo su cuerpo. Sentía una presencia a su lado. Podía jurar que no estaba solo. Se estaba volviendo loco.

Un enorme cansancio se apoderó de él. Arrastrando los pies llegó hasta su despacho. Se dejó caer en el sillón.  La dolía la cabeza. La apoyó sobre la mesa y cerró los ojos esperando que el dolor cesara.

Poco después, cuando entró su secretaria, lo encontró sin vida.

Pilar Alvarellos Lema

Pilar Alvarellos Lema, nació en Galicia (España). Los mitos y leyendas que le contaban de niña sobre apariciones, fantasmas y seres mitológicos que moraban en los bosques gallegos, en brazos de su abuela, mientras el fuego chispeaba en la chimenea, avivaban su imaginación. Aquello marcó su camino: escribir relatos sobre aquellos temas que tanto le fascinaban y que, a veces, no le dejaban dormir.

Sus muchos los relatos escritos a lo largo de su vida y olvidados en un cajón y que, por fin, han salido a la luz. Algunos de ellos han sido publicados en revistas literarias como Monociclo, Anuket, axolotl y Dunkelheit, otras en antologías como Underwriterz y mitos y leyendas de Crónicas en Llamas. Finalista en certámenes literarios de microrrelatos y ganadora del VII certamen literario de microrrelatos “Melgar”. Tercer puesto en el concurso de relatos cortos “vence el encierro 2021” edición DIA DE MUERTOS, de México, segundo lugar en el concurso literario “Vía de escape” de Chile. Próximamente, en el mes de enero de 2022 la editorial Angels Fortune Editions publicará un libro de relatos cortos de terror titulado “MOMENTOS CASI PERFECTOS PARA MORIR”

Sigue a la autora en:

https://pilaralvarrellos.blogspot.com/

Twitter: @AlvarellosLema

Puedes conocer más de la autora y dónde comprar su nuevo libro en los siguientes enlaces:

https://www.angelsfortuneditions.com/autor/pilar-alvarellos-lema/

https://www.angelsfortuneditions.com/libro/momentos-casi-perfectos-para-morir_136164/

2 Comments on “Pasos (Pilar Alvarellos Lema)

  1. Fascinante relato de la brillante escritora Pilar Alvarellos Lema ¡Muchas gracias por compartirlo! Feliz año nuevo 2022 a todos

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: