63. Rescatando pedazos

Fotografía: Pinterest

Adherirse a su totalidad
fue la única forma que encontró para ir rescatando pedazos de su alma
consumida por los ojos del tiempo;
poco a poco,
con mínimas dosis de dolor.
No es fácil llevar a cuestas trozos rotos ajenos.
El cansancio de aquel <> iba desprendiendo los mustios pedazos
que le robaban brillo y energía.
Quedaba poco tiempo.
La burbuja ardiente era su único consuelo;
con cada ligadura de fuego que quemaba su coraza,
le avisaba que quedaba menos
para devolverle la vida a esa muñeca de cristal,
que una vez fuera una mujer.
¿Podría ese <> esperar un poco más?
El tiempo calló cuando se rompió la última burbuja.
Nadie supo qué pasó después;
la historia también se cansó de contar, y esperar.

Judith2003

Visita el blog de JudithAA

https://ideasaltraste.home.blog/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: