EL CAFETO

Disponía de los dos últimos sacos de café. Ya no existía ningún tipo de plantaciones y había intentado clonar las semillas pero fue en vano. Había viajado por todo el mundo investigando la producción del café, pero le faltaba la semilla pura. Cada semana se sentaba junto a una taza de café bien caliente y diferentes dosieres para seguir la búsqueda de aquella semilla que le permitiera continuar disfrutando de su aroma y sabor.
—¡La Bóveda del Fin del Mundo, en Noruega! Aquí encontraré entre otras, la semilla del cafeto— señaló Loren en el dossier.
Habían pasado ya unos meses y le quedaban apenas unos pocos granos cuando por fin consiguió llegar al recinto. La cámara estaba oculta, ahora tenía que intentar acceder a ella.
—¡Qué maravilla de lugar! No sólo tendremos café, podremos clonar todo tipo de plantas

2 Comments on “EL CAFETO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: