Uno más (Microrrelato, DraJ)

Cuando despertó el conejo, deseó no haber salido jamás de aquel libro; fue la madriguera perfecta que le vendó los ojos ante la crueldad de la humanidad. Ahora nada podía hacer, solo quedarse convertido en un grafiti más, al que luego algunos desalmados le lanzarían botellas llenas de fuego.

Visita el blog de DraJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: