Inesperada muerte (microrrelato, DraJ)

Lo amó desde que puso su polen sobre su cuerpo y respiró el éxtasis que pocas de su especie logran sentir. Pero una dragoneta no puede cambiar su naturaleza. Aquel beso que le dio a ella la vida eterna, también lo condujo a él a su inesperada muerte.

Visita el blog de DraJ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: