La única hija (Olga Lafuente)

Fui afortunada. La última de siete hermanos y la única hija; de haber nacido chico, mi existencia habría sido un recorrido de obstáculos y privaciones con un final en soledad y pobreza.

Como nací niña, mi vida fue planificada desde el primer día. Me convertí en la preferida de mi noble padre, y superé a mis hermanos a la hora de recibir su afecto: colmó mi infancia de caprichos y lujos, y me aseguró una dote que igualaba a la fortuna de su heredero.

Pero nunca me casé; yo no quise y mi madre estuvo conforme; tampoco lo habría conseguido: mi altura y gran porte intimidaban a mis pretendientes. Me quedé con el dinero y creé un imperio con mis negocios. Me convertí en la más rica de la familia.

Ahora, a punto de terminar mi vida, mi fortuna será para mis sobrinos más jóvenes, los que no recibirán nada de su padre. Se ahorrarán de acabar como sus tíos, los segundones, que murieron pronto y pobres, como carne de cañón en las guerras, o tísicos entre los muros de un monasterio.

Yo, en cambio, pronto me liberaré de esta mentira, la que mi madre me obligó a guardar de por vida para, según ella, protegerme.

Porque soy hombre, siempre lo he sido. Bendita sea la astucia de mi progenitora.

Olga Lafuente.

Blog de la autora: https://ellaboratoriodelaneofita.home.blog/

Imagen aportada por DraJ.

10 Comments on “La única hija (Olga Lafuente)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: