Cien cuerpos flacos (microrrelato DraJ)

En aquel mausoleo primaba la Ley de la oferta y la demanda; cada cuerpo se tasaba según su peso; los más gorditos costaban más, pues la grasa corporal era un recurso en vías de extinción. Había logrado reunir algunos, pero no era suficiente; eran cuerpos muy flacos. Así que aprovechó y vació de una vez su campo de concentración ¡Ya llegarían más para llenarlo! La guerra estaba solo comenzando. Al guardián del cementerio no le importó que fuesen pobres, a fin de cuentas, cien cuerpos flacos eran mejor que uno gordo. Al cielo tampoco le importaba, mientras más almas entraran, mucho mejor.

Visita el blog de DraJ

3 Comments on “Cien cuerpos flacos (microrrelato DraJ)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: