Las diez espadas de la intimidación (@Sheelag)

 

 

Solo hay dos palancas que mueven al hombre: el miedo y el interés.
Napoleón Bonaparte

No todos, aunque muchos lo intentan y lucran con ello, tienen la habilidad de conocer a los arcanos.

Es bueno desmitificarlos. El diez de espadas, arcano menor. Símbolo de que peor no puedes estar.

Diez espadas han atravesado tu cuerpo, seguramente por un alma traicionera que huye y hasta el gato lo sabe, lo ahuyenta mientras el cretino o cretina corre intentando no ser visto.

No hay modo de quitarse esas espadas sin desangrarse primero. Pero las esperanzas están a tu alcance, aunque sea necesario morir.

No todo es tan grave como el significado que se le da. En algún momento, cuando el cambio comienza a llegar, o mueres o te matan. Era necesario y aunque no lo creas, te han dejado armas de esperanza.

Hay personas que son como el Fénix, más fuerte de lo que creen.

La persona que intimida, quien busca dañarte, quien coge cada espada y te la entierra, esa persona es débil. No será fácil, las hemorragias de las heridas son crueles y duras para todos.

No te culpes por quien elige un rasgo tuyo sea gordo, flaco, color de piel, tu proveniencia, clase social, como vistes. Nada de eso vale en este mundo. De hecho no vale tampoco para quien te entierra las diez espadas. Esa persona está herida, quizá en ella misma ve todos los defectos que señala en ti.

Esa persona tiene ira, dolor, está reprimida como alguien estreñido a quien le duele mucho ir al baño y como no puede echar su porquería, la arroja por la boca a otros, hasta que llega el día en que se hace de espadas y el fin es tú tumbado, muriendo con un gato como testigo y una corneja que ni siquiera está a la siniestra, intentando alcanzar una escoba.

¿Parece poco? No lo es. El gato absorberá tu mala energía y transmutará tu muerte en cambio radical. La escoba está para que te aferres a algo palpable, firme, duro, y que cumple la mejor función del mundo: barrer la mugre.

Así le llamo yo a toda la gente que está en el mundo ocupando lugar. Créeme, quien te daña a la larga te ayuda.

Ellos se hunden con lo que te hacen, cada día más, pero tú tendrás un referente de a quién no quieres parecerte en absoluto. Tendrás un referente para saber qué golpes debes evitar y sobre todo, que es necesario defenderse.

No vengarse, porque como buena conocedora de arcanos te lo digo: no hay quien pase por esta vida sin pagar lo que hace.

Puede que tú no te enteres.

Puede que tu vida continúe y todo ese bullying, ese mal de muchos, en complot, como si fueras la pelota de fútbol del patio del recreo, quedará atrás. Porque hasta el peor de los males el tiempo los borra, no por ser reiterativa, sino porque nuestro cerebro necesita lugar para almacenar memoria y entonces, desecha como un buen formateo toda la mierda que no te sirve.

Si seremos fenomenales que un día nos volvemos viejos y el cerebro nos da la tregua de que podamos simplemente albergar en él lo necesario para continuar nuestra vida hasta el final, y con alguna que otra memoria para contar a los nietos los días de reuniones familiares, la mayoría mentiras o verdades adornadas.

Todo lo olvidarás. Sin embargo no des vuelta la cara. Cuando te hayas quitado cada espada colócalas de adorno como en la Edad Media. Colócalas en las paredes. Y a medida que sientas que ni las cicatrices ya se notan ve y échalas por donde desees.

Agradece a aquellos que han esperado por ti, como el gato mientras morías y revivías. Agradece en tu interior que nadie te derriba, y agradece a aquellos pobres desgraciados que no han nacido dotados como tú de una belleza interior inalcanzable y un eterno corazón de oro que te lo hayan hecho ver así sea de ese modo maligno.

Toda espada clavada regresa a su dueño. A lo largo de la vida todos los que cometen injusticias, terminan con diez espadas, pero ya no tienen tiempo de revivir.

Arcano menor poderoso que trae la muerte y el cambio. Vive el duelo, llora, insulta, explota, no reprimas ni una emoción, pero que a la larga no sea el miedo quien venza sino los intereses.

El interés de vivir tu vida con total intensidad, pues aquellos que intimidan, en parte lo hacen porque hay quienes permiten que lo hagan.

La mejor espada de la que tú, corazón de oro, has sido dotado o dotada es la capacidad de levantarte con diez heridas de muerte y seguir luchando, con total paciencia hasta que llega ese día en que no sangras más.

Ese día que por causalidad o casualidad asquerosa del destino vuelves a toparte con alguno de los parásitos que te hirieron y te ven o se enteran de que nada roba tu brillo y sigues en pie, con la cabeza en alto, viviendo, diez espadas caerán de lleno sobre su cabeza, pues nada duele más al envidioso larva de la vida, que ver a una persona fuerte que renace.

Puedes estar muy seguro o segura de que cualquier persona que goza de dañar tiene bien claro que si hubiese estado en tu lugar… jamás lo habría logrado.

¡Salud!

 

Visita la web del autor en https://getinkspired.com/es/u/s_h_e_e_l_a_g/

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: