¿Qué le enfadó tanto?, Noviembre Ives

Yo dormía y los trinos repentinos del jilguero comenzaron como cada mañana. Me estiré, lamí mis patas y limpio de legañas, fui a comer. Nada especial. Hasta que un sonido diferente invadió la habitación.
Debajo del sofá ideé estrategias de ataque, bufidos y escapes de emergencia.

Contuve la respiración unos segundos eternos y sigilosamente, con mi barriga lo más pegada posible al suelo, salí a investigar.
Redondo, el intruso daba vueltas por la sala y comía sin cesar las pelusas, mis compañeras de juego en los ratos muertos.

Noviembre Ives

 

One Comment on “¿Qué le enfadó tanto?, Noviembre Ives

Responder a submarinodehojalata Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: